La vuelta de las vacaciones

La ciencia necesita etiquetar todas las cosas para poder manejarlas. Saben el chiste de la persona que va enfermo al hospital y después de múltiples pruebas, el medico habla con el paciente y le dice: Sr. Pérez, su enfermedad es muy difícil de curar, porque no hay estudios hechos sobre ella que nos pueda ayudar a curarle. El paciente inquieto pregunta y ¿qué enfermedad tengo?, a lo que responde el médico: pues la enfermedad de Pérez. Veamos algunas etiquetas: cuando una mujer da a luz, después puede tener la depresión posparto, cuando uno llega a los 40 años, la depresión de los cuarenta y cuando vuelve de vacaciones también se puede padecer el síndrome postvacacional. Si no ha tenido un hijo o tiene más de 40 años, lo que nos queda es que haya estado de vacaciones, entonces, ¿tendrá ese síndrome postvacacional? Los síntomas. Lo habitual es padecer a la vuelta de vacaciones un cuadro de debilidad generalizada, astenia e incluso pérdida de apetito. La capacidad de concentración se ve limitada así como la tolerancia al trabajo, que viene caracterizada como una sensación de desidia y hastío. Los más cercanos en el trabajo y en el hogar pueden sufrir las consecuencias. Un carácter agriado incluso violento puede introducir tensiones en nuestras relaciones con los demás.

La causa. La verdad es que en la mayoría de los casos, la culpa la tiene nuestro ritmo circadiano, ese reloj interno que no avisa cuando tenemos que comer, dormir o trabajar, que durante las vacaciones se altera con el horario que cambiamos con las nuevas actividades. También lo que comemos en ese periodo tiene su importancia, se abusa de los azúcares, las comidas grasas y las bebidas alcohólicas. Son sustancias que “envenenan” nuestro organismo y esto, lo obliga a prestar más atención y energía a limpiar esos tóxicos. Energía que nos falta y nos cuesta más movernos, y como nadie nos obliga, pues optamos por hacer largas siestas, caminamos menos o simplemente, nos tiramos en el sofá ante la televisión. En el periodo vacacional, nuestro reloj interno  se adapta a otros horarios nos levantamos tarde y nos acostamos más tarde y de pronto nos damos cuenta que nos quedan dos días para empezar de nuevo con la rutina diaria. ¿Qué podemos hacer? Generalizando, que es algo que no me gusta, les puedo decir que para evitar esa depresión en medicina natural se suele emplear ginseng y/o eleuterococo junto con otras plantas medicinales. Cuando tomemos conciencia de que estamos estresándonos deberíamos para cinco minutos, para hacer todo lo contrario de lo que hacemos. Si estamos estudiando o leyendo algunos informes, la relajación no es leer, aunque sean chistes no, tenemos que levantarnos de la silla y caminar rápidamente y salir fuera y mirar al mar o la montaña, dejarnos llevar por el encanto de la isla. A veces, se hace necesaria una pequeña ayuda, que nos la puede ofrecer la medicina natural a través de las plantas medicinales como es el hipérico, en dosis de 300 mg. dos veces al día. Las amas de casa suelen quejarse de la vuelta a la rutina, aunque, algunas se quejan de que han tenido que seguir haciendo la comida o arreglando el apartamento y por desgracia, parece que los “machos” no se quieren enterar que vivir en pareja, significa eso: parejo es decir los dos iguales. Un grupo especialmente sensible frente a la vuelta de las obligaciones es el de los estudiantes, que pueden sufrir episodios de estrés y angustia hasta que vuelven a coger los ritmos de estudio, madrugones y esfuerzo. En el próximo número daremos algunos consejos para que el curso empiece con buen ánimo, sólo con aplicar algunas técnicas fáciles.

 

 

Manuel Ramos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: