La dieta nuestra de cada año

Según el Centro de Información del Medicamento es en el mes de mayo, cuando la gente suele ir a las farmacias a pedir su dieta milagro para este año. Y esto que parece broma es verdad, nos hemos acostumbrado a empezar una dieta cada año en cuanto pensamos en las vacaciones y este año, parece que las vacaciones se han adelantado, es por esto que en las revistas, en la radio y la televisión, se empieza a prometer adelgazar sin ningún esfuerzo y como por arte de magia. Y como no, en muchas ocasiones son los mismos productos pero con envase diferente, no tenemos que olvidar que es un negocio que mueve millones de euros.

¿Que controla nuestro peso?

Es un pensamiento aceptado por todos, que no podemos controlar nuestra estatura o el color de los ojos, sin embargo todo el mundo tiende a creer, que podemos controlar nuestro peso. La realidad es que en un 80% el resultado de nuestra apariencia física, las causas son genéticas.

Jeffrey Friedman es un investigador que descubrió hace 10 años una hormona llamada Leptina, que le “dice al cerebro” que sigamos comiendo a pesar de tener el nivel de nuestras reservas de grasa a tope. Las personas obesas tienen un descontrol con esa hormona que los hace comer más. Descartó que el sobre peso sea sólo una cuestión de hábitos alimenticios y estilo de vida. Según este descubrimiento, deberíamos aprender a aceptarnos como somos y si nuestro padre es bajito, gordito y un poco calvo, cuando lleguemos a su edad, tendremos el 80% de probabilidades de serlo también.

Las dietas milagro.

        Cuatro de cada cinco españoles que quieren adelgazar utilizan las denominadas dietas milagro, productos que se expenden en las farmacias y otros comercios, los podemos encontrar incluso en el supermercado de la esquina, aunque también son comercializadas por Internet o por teléfono. La pérdida de peso con estos productos se basa en el efecto de la monotonía en la dieta, por aburrimiento. Pero estas dietas o bien están disociadas, y eliminan alguno de los nutrientes esenciales, o bien tienen un mero efecto placebo. Por ejemplo, si le prometen una reducción de peso semanal de más de 700 g. desconfíe, no están cumpliendo la recomendación de la OMS. Hace unos días pasamos por un centro donde venden estos productos y la recomendación de la dependienta fue que aunque el fabricante decía que sustituía por completo a una comida, nos comiéramos una ensalada… ¿quién miente?

Cual es la buena.

La mejor comprobación de que una dieta es buena, es la que mantiene los resultados en el tiempo: la pérdida de peso y la salud. Por esto es un disparate comenzar cada año una dieta nueva.

Una dieta equilibrada y personalizada, junto con ejercicio físico adecuado para cada persona, nos permitirá “modificar” nuestra realidad genética, aunque sea sólo en un 20%.

                                               Salu2 Manuel

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: