Archive for 25 enero 2009

Contaminación acústica

Salud y Vida Natural

Título: Desiderata (lo que se desea)

 

         Desiderata, es un poema muy conocido sobre
la búsqueda de la felicidad en la vida, escrito en el año 1927 por Max Ehrmann.
Entre los consejos para lograr la
felicidad, es curioso que menciona dos veces al ruido: “
Anda plácidamente entre el ruido
y la prisa, y recuerda la paz que se puede encontrar en el silencio” “Evita las
personas ruidosas y agresivas, pues son un fastidio para el alma”. Seguro que
si Max hubiera vivido en nuestros días, seguro que el consejo de evitar el
ruido lo habría mencionado más veces.

Contaminación acústica.

         Es un hecho
probado que la contaminación sonora puede producir efectos nocivos tanto
psicológicos como fisiológico. Por ejemplo: el que usa auriculares para
escuchar música muy alta, es posible que si “pueden” pasar unos días sin ellos,
escuchen como un silbido, que normalmente no aprecian por el uso diario. Pues
que sepan que si en 10 días no desaparece, es un candidato perfecto para
quedarse sordo.

         También
está comprobado que el ruido repentino, como en aeropuertos, tráfico y
cualquier otro parecido, sube la tensión arterial de forma inmediata incluso en
los bebes, mantener un ambiente silencioso o ruidoso en nuestra vida diaria y
en especial durante el sueño, puede suponer que desarrollemos o no
hipertensión. Conozco algunas madres que al cambiar de habitación o apagar la
TV o fuentes de ruidos mientras sus bebes duermen, notaron un cese de lloros
explosivos y mejores digestiones en sus hijos. El efecto más observable en los
niños que soportan mucho ruido es que
sufren perturbaciones en su capacidad de escuchar, así
como un retraso en el aprendizaje de la lectura y la comunicación verbal con lo
que pierden su capacidad de socializarse con los demás.

En nuestra isla.

         Tenemos
la suerte de que muchas casas en la isla, están dispersas y lejos de centros
urbanos (son las más valoradas por los que vienen de fuera). Sin embargo, los
“urbanitas” soportan de vez en cuando algún “gracioso” que usa el escape libre
o ruidoso de sus motos para decir: ¡existo, soy! Podrían aprender de un
profesional del motor como es Fernando Alonso, que en su anuncio de relojes
dice: “No es lo que tengo, es lo que soy”. Como decía el chiste: algunos hacen
tanto ruido para poder sentir algo grande entre sus piernas.

         No se
que miedo tienen las autoridades en hacer cumplir la ley, la (OMS), considera
los 50 dB, como el límite superior deseable en zonas habitadas y en España,
como somos más chulos, se establece como nivel de confort acústico los 55 dB.
En mi pueblo, cuando algunos dábamos la lata al protestar sobre la
contaminación acústica, de vez en cuando, mandaban a los policías a revisar
motos y multar a los que se pasaban, en esta isla, tan aficionada a las motos,
no creo ni que exista un aparato para medir decibelios o a lo mejor me
equivoco, espero respuestas. Por cierto, disfrutar del moto-turismo, no está
reñido con cumplir la ley.

Algún consejo.

         Pues
viviendo en el centro de los Llanos, pasé una época con tapones especiales para
dormir, los tienen incluso que filtran y seleccionan la frecuencia del sonido
que no queremos oír. Si te gusta oír música con los auriculares, ponlo en un
nivel sólo para ti y no para el que se cruza contigo. En naturopatía, se
recomienda cuando tienes alguna molestia leve de oído, dormir sobre una
almohadita rellena de sal marina que se calienta unos minutos con una plancha,
por supuesto ya saben que no soy partidario de dar soluciones generales porque
cada persona es única pero… feliz desiderata silenciosa.

 

                                                                  Manuel
Ramos

Feliz 2009

 

Salud y Vida Natural

Título: 2009 el vaso medio lleno.

 

        La
actitud de ser positivo o negativo en nuestra forma de ver lo que nos rodea, es
definida de muchas maneras. La más conocida es: ¿cómo ver un vaso con agua
hasta la mitad?, el optimista lo ve medio lleno y el pesimista medio vacío.
También tenemos definiciones simpáticas como: “un optimista, en realidad es un
pesimista mal informado”.

La actitud desde la salud.

        Es
cierto y miles de estudios lo confirman, la persona optimista tiene un sistema
inmunitario más eficaz, los procesos de calcificación de huesos, cicatrización
de heridas, respuesta física más energética… todos estos mecanismos del cuerpo
y más, se benefician al tener una actitud mental positiva. Hasta hace poco se
sabía que las células reciben información de los neuropéptidos que producen las
emociones por medio de la hipófisis. Ahora incluso se estudia el comportamiento
del ADN y se concluye que, sólo existen dos emociones, el amor y el temor y
todas las demás son escalas de éstas. El amor y el temor tienen en el cuerpo
dos frecuencias de vibración distintas, la del temor “trocea” el ADN en partes
grandes que evidentemente lo cambia, mientras que el amor que vibra de forma
más rápida “repara” más trozos de ADN dañado.

        Esto
quiere decir que en términos “matemáticos” que, una alegría puede “reparar” el
daño de cien tristezas.

La crisis

        Esta
palabra (y sus consecuencias), está calando hondo en nuestra vida y nos está
posicionando ante el futuro, la forma de verla y vivirla es elección de cada persona,
pero los resultados pueden ser muy distintos. Pasaba hace unos días cerca de la
oficina de empleo y un hombre le decía a su mujer: “que mierda de empleo me han
dado”, les aseguro aunque sea recoger dinero del suelo, ese hombre se quejará
enseguida de dolor de cintura. Muchos de los que estaban en la fila, seguro que
hubiera salido contento con el trabajo.

        La
persona que sólo ve lo que no tiene o le falta, se perderá muchas
bendiciones que la vida le ofrece, pero no es capaz de verlo, simplemente porque
no está “entrenado”.

        ¿Sabían
que muchas huertas y campos familiares se están cultivando de nuevo? Estos, los
optimistas, no sólo comerán de lo que produce sus manos, sino que además, su
salud física se verá mejorada por el ejercicio. El pesimista tendrá un
comentario negativo sobre lo que digo, si eres pesimista puedes incluirlo
ahora: __________.

Cambiar la emoción.

        En
todo caso, para el pesimista, cambiar de actitud mental lo verá como imposible
pero, puedes empezar a entrenarte con estos hechos: si para ahorrar
tienes que coger la guagua (2€ trayecto de más de 8 Km.), esto te permitirá
levantarte un poco antes y podrás disfrutar de una ruta turística, admirando el
precioso amanecer de la isla, además te acostarás antes con lo que también
ahorras electricidad.

        Si
te quedas sin trabajo, es la oportunidad de agudizar el ingenio y prepararte
para nuevos conocimientos. Aprender idiomas este año, no será el propósito de
todos los años, ahora tienes tiempo. También podrías empezar ese trabajo que no
iniciaste por comodidad con el que tenías. Mi padre decía que cuando uno no
tiene trabajo, no es la verdad del todo: “tu trabajo es, buscar trabajo”.

       

        Cambiemos
de actitud mental y veremos el año que empieza como “un vaso medio lleno”.

                                                       Salu2
Manuel

A %d blogueros les gusta esto: