Caminar con salud

Mi padre me contaba que en su pueblo había un zapatero muy famoso que cuando alguien le preguntaba si ya tenía reparado su calzado él contestaba: “sobre ellos ando, sobre ellos ando”, y no mentía, pues parece que usaba los zapatos de sus clientes.

Usar un “zapato como un guante” no beneficia solo a los pies, si en reflexología podal se explica que en los pies está reflejado todo el cuerpo, es comprensible que influya en todo el organismo. A lo largo de mi profesión he conocido de manera directa algunos ejemplos que espero les sirva para que la próxima vez que compre un zapato, piense que puede influir en la salud de todo su cuerpo, razón mucho más importante que la moda en el calzado.

Para volverse loco.

Recuerdo que uno de mis primeros clientes fui a visitarlo a su casa porque no podía salir de ella, los dolores de cabeza y mareos eran tan penetrantes que a veces le producía tal desasosiego que lo internaban en el manicomio por largos periodos (hace 30 años, existía el manicomio de Miraflores en Sevilla). Cuando llegué encontré a una persona realmente atormentada, se mantenía con las cortinas echadas y a media luz debido también a la fotofobia que padecía. Le expliqué que en principio yo no pretendía curarle de ningún mal pero si procuraría aliviar un poco sus dolencias.

Le pedí que se descalzara y cual no sería mi sorpresa cuando encontré que la uña del dedo grueso, había crecido hacia arriba, es decir tenía la altura de dos dedos normales. La presión que le producía el zapato en la zona refleja de la cabeza, le provocaba estos síntomas. A las pocas semanas me dijeron que no fuera más a su casa porque después de que un podólogo le hizo un excelente trabajo, desaparecieron todos los síntomas. Afortunadamente, este hecho también me sirvió para que el podólogo y yo empezásemos una buena amistad.

No oigo nada.

Este otro síntoma lo viví yo en mis carnes (oídos) cuando en un curso de reflexología, un “espontáneo” me hizo una circuncisión del dedo pequeño de forma brutal y que me dejó sordo durante bastante tiempo. La última persona que se libró de una sensación de “tinnitus” que son unos silbidos, campanitas y zumbidos sin fuente externa, fue un amigo alemán. En cuanto me contó lo que le pasaba yo le dije: “¿te acuerdas del golpe que te diste hace unos días en el dedo pequeño del pié?” el extrañado me preguntó que ¿como sabía yo este echo si no nos veíamos hacía meses? y le expliqué la relación tan especial que tiene el dedo pequeño con el centro del equilibrio y las alteraciones en la audición. Unos masajes y la aplicación de una pomada homeopática en el dedo, fueron suficientes para que se acabaran estos molestos ruidos. Entonces piensa que si te das un golpe en estos dedos o tienes un calzado que te aprieta la zona, puedes sufrir algún síntoma relacionado con los oídos.

Resfriado con mocos.

Un cliente me visitó porque desde hacía meses, no terminaba de curar un raro resfriado que le producía mucha mucosidad. Su hermano alergólogo también lo probó todo y como siempre, cuando las cosas ya no parecen funcionar, se recurre al brujo o chamán de la tribu.

Cuando me explicó el caso examiné sus pies y noté que en cierta zona de sus dedos gruesos, tenía una gran dureza, le pregunté y me dijo que también le extrañaba este hecho, ya que nunca había tenido nada parecido en los pies. Le pedí que tirara los zapatos que le provocó esta dureza, que usara calcetines de calidad y que con una piedra pómez, se frotara esta dureza. A las pocas semanas me llamó para decirme que aunque se habían reído mucho con mi solución cuando se lo comentó al hermano, la puso en práctica y ahora estaba respirando normalmente y sin mucosidad.

Igualmente si tienes algún resfriado con estos síntomas, te puedes aliviar un poco con sólo masajear el lateral interno, los puntos que se tocan cuando juntamos los piés.

Un buen zapato.

Estas son unas pequeñas muestras que a cualquier persona con dos dedos de frente, le puede hacer pensar que sus zapatos puede estar provocando una enfermedad. Como digo he visto muchas cosas de este tipo y me gustaría recomendar algunas cosas básicas.

Las plantillas de reflexología. Hace años, me regalaron unas plantillas en una feria alternativa para que las recomendara a mis clientes. Me las puse enseguida y a los pocos días, estaba en mi casa tan tranquilo cuando noté como una explosión que me hizo levantar los pies del suelo como si hubiera pisado un petardo. Me quité las plantillas, masaje y demás y como siempre hacerme preguntas y aprender de los problemas. Muchas veces he repetido en este blog que somos únicos y que lo que sirve para uno, no se puede generalizar para todo el mundo.

Usar unas plantillas de este tipo, tiene que ser exclusiva para la persona, diseñada para su dolencia y por supuesto dosificada. Huya de las generalizaciones y sobre todo con la salud.

Las zapatillas de deporte. Están diseñadas para practicar deporte, dan seguridad y protegen al cuerpo en esos momentos de máximo esfuerzo. Su diseño protege los músculos de la planta del pie, el sostén óseo y sus ligamentos. Pero como dije en relación con la plantilla, se debería usar sólo para ese fin. Para caminar deberíamos usar un calzado que permitiera el máximo movimiento del pie dentro del zapato  pero sin resbalar. Recordemos que durante milenios, nuestros antepasados caminaron descalzos y hemos heredado un diseño perfecto para ese fin.

Cuando caminamos descalzo, el puente de la planta del pie, se estira presionando a su vez todo el sistema circulatorio. Este movimiento permite bombear de retorno la sangre ayudando al corazón en este sentido. Si usamos unos zapatos de deportes, podemos notar que tiene un relieve que protege el arco del pie al saltar o correr eliminando evidentemente este “bombeo” de la sangre. No es saludable usar todo el día unos zapatos con este tipo de plantilla.

Chanclas. Este tipo de zapato es la mínima expresión en calzado con un par de tiras que entran entre el dedo grueso y el otro dedo sujetando este zapato. El uso continuado produce estas molestias: dedo martillo, el músculo se queda contraído de tanto apretar el dedo para que la chancla no se escape. Ampollas, las causa el roce de la goma rugosa contra la piel. El golpeteo de la chancla o cualquier zapato de uso similar al caminar, se transmiten hasta las rodillas. Fuerte tensión en el tendón de Aquiles. Los dedos trabajan mucho más. Su uso deberá restringirlo a cortos periodos de tiempo y no son buenas para correr. Desde el punto de vista reflexológico, esta zona corresponde al “cavum” y puede provocar molestias al tragar, hablar o síntomas similares.

Zapatos de tacón. El daño que produce este desequilibrio en la mujer no compensa para nada su aparente beneficio estético. Uno de los últimos estudios sobre biomecánica confirma que el uso prolongado y caminar con tacones podría, con el tiempo, contribuir al deterioro de las articulaciones y provocar una artrosis de rodilla. Este es uno de los ciento de problemas que produce el zapato de tacón.

El uso de alza en el tacón de los zapatos con una medida de 0,5 a 1 cm. es aceptado como bueno para la salud. Pero los zapatos de tacón presumen de ser más femeninos cuanto más altos. El uso de estas alzas es perjudicial para la salud sobre todo porque desequilibra la estática y la dinámica del pie y por supuesto la estática y la postura de la marcha. También produce un desplazamiento hacia delante del centro de gravedad y en consecuencia como mínimo hace que todo el sistema se sienta estresado y por lo tanto “nada funciona bien”. Si a esto le añadimos que tenga que bajar una calle con pendiente hacia delante pues…

Incluso Freud se refirió al uso del tacón alto y la forma de caminar a pasitos cortos como una tendencia psicológica.

El pie de loto. Es el no va más de las barbaridades que se pueden hacer a los pies. Sólo puse una fotografía pero si quieren saber más de este tema, pulse aquí.

Y el zapato con más intención:

Salu2 Manuel

Anuncios

One response to this post.

  1. Posted by Sarai on 12/08/2010 at 09:57

    Es muy interesante, me gustaría que hablaras mas de este tema.
    Lo del pie de Loto pone los vellos de punta, no me quiero imaginar que problemas pueden tener esas mujeres en su cuerpo.
    He estado buscando información de Reflexología en el parto, porque como sabes en diciembre me toca, jeje. A ver si me recomiendas algún enlace.

    UN Besito.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: