La buena digestión.

Una de las primeras reglas que se aprende en naturopatía para tener buenas digestiones es que al final de la comida no se debe comer nada ni demasiado dulce, ni demasiado amargo, ni demasiado caliente, ni demasiado frío. Como ven reglas muy difíciles de cumplir dado la naturaleza de alguno de nuestros postres, el café, el helado… pero, las personas con digestiones delicadas tienen que cumplir esta regla con disciplina.

Claro está que la regla de comer sin estrés, masticando y ensalivando bien los alimentos, sin pasarse con las especias picantes o las bebidas alcohólicas y no mezclar mucha variedad de alimentos también contribuye a tener una buena digestión y salud.

Las bebidas.

En los años 60 se introdujo una bebida levemente alcohólica que se puso de moda. Se llamaba Cynar, hecha de 13 hierbas y plantas, predominando inusualmente la alcachofa (Cynara scolymus), de la que la bebida toma su nombre. Precisamente la alcachofa provoca una contracción de la vesícula biliar y la evacuación de las bilis, que ayudan estupendamente a descomponer y absorber mejor las materias grasas. El extracto de Cynara se usa desde hace años para el estreñimiento y la obesidad, incluso se usa por vía intradérmica en clínicas de adelgazamiento o en medicamentos tan populares como el Lipograsil.

Es por esto que muchas personas toman antes o después de las comidas algunas bebidas o alimentos que ayudan a la digestión. Pero, ¿qué es la digestión? La digestión es el proceso de transformación de los alimentos, previamente ingeridos, en sustancias más sencillas para ser absorbidas. Entre las bebidas llamadas digestivas, son muy conocidas el Vermouth, Campari, Fernet, Martini…, aunque lo más aconsejable es tomar una infusión de plantas de las que existe una gran variedad, por ejemplo, un té

 preparado con hierbabuena (hortelana) fresca, luego de una comida suntuosa, ayuda a la digestión. Además, si la tomas picada o machacada con limonada obtienes un efecto relajante a nivel digestivo. Una bebida también muy interesante para el sistema digestivo es el kéfir.

Frutas y más

En otros artículos hable de las propiedades de la papaya como digestiva de proteínas, también se puede tomar en forma de jugo de papaya o de piña, que tiene enzimas digestivas naturales y que ayudan al estómago, sobre todo cuando se ingieren alimentos de alto contenido proteínico como la carne asada. En caso de acidez se puede remediar un poco neutralizando el exceso de ácido, por ejemplo: con leche fría y sin azúcar, en poquísima cantidad y lentamente, también una cucharadita de arcilla de uso interno en un poco de agua, o el carbón activado. En ocasiones, presionar con el dedo al final del esternón, en un ángulo de 45 grados durante unos minutos, también puede tranquilizar un estómago con dolor.

De todas formas no debemos olvidar que el sistema digestivo es muy complejo y que la mejor solución siempre vendrá del profesional de la salud de su confianza.

Salu2

A continuación un vídeo de Elsa López “tratando” de hacer el mojo picón. Pa chuparse los dedos. 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: